Abril y romería

Salvo la primera vez, que se celebró el 6 de mayo y este año, que se celebrará el uno del próximo mes debido al calendario litúrgico, el último domingo de abril se festeja en Tomelloso la romería en honor de la Virgen de las Viñas.

No siempre ha sido así.

Orígenes

Tomelloso no tenía Virgen en exclusiva, desde el siglo XVIII compartía el culto y la devoción de Nuestra Señora de Peñarroya con Argamasilla de Alba y La Solana. Esta advocación de la Virgen se venera en la ermita-castillo de igual nombre que se encuentra en el termino de Argamasilla, al lado de Ruidera y donde se construyó el embalse de Peñarroya en el alto Guadiana. La imagen se tenía por trimestres en cada uno de los tres pueblos y descansando otros noventa días en la ermita del castillo. Parece ser que había bastantes desavenencias, fundamentalmente con Argamasilla durante los traslados y en las romerías. En siglo XIX, Tomelloso encargó para si una imagen igual y estaba en la Parroquia de la Asunción. No obstante las peleas y rivalidades se dieron durante todo el siglo XX, acuciadas sobre todo por las inundaciones producidas por los desbordamientos de las aguas del Guadiana y la colocación de la famosa viga en Argamasilla:

«…contribuye a que las aguas se desborden por la corriente el hecho de colocar los vecinos de Argamasilla de Alba una presa tosca de palos en sentido transversal al cauce del río que denominan “La Viga”, desviando así las aguas por este brazo secundario llamado “La Corriente” en dirección de Tomelloso.»(acta del Ayuntamiento)

La última avenida por ese motivo se produjo el seis de marzo de 1947.

Para evitar todas esas peleas y rivalidades y gracias a D. Agustín Moreno, párroco de la Asunción, caló en la población la idea de tener una Virgen propia. Se pensó en la advocación de la Virgen de las Viñas, ya que:

«Tomelloso vive del mosto y la Mancha de las cepas»

Se encargó una reproducción de la imagen de la Virgen de Aranda de Duero (de donde es patrona) y en septiembre de 1942 la imagen llegó a Tomelloso. Los señores Aguilar Amat, pusieron a la disposición del pueblo una finca llamada “Pinilla” para que se construyera la ermita que acogiera a la Virgen de la Viñas. El Papa Pío XII, proclamó a la Virgen de las Viñas, Patrona de Tomelloso.

La primera romería de Tomelloso en honor a la Virgen de las Viñas se celebró el 7 de Mayo de 1944 y llovió lo que no está escrito. Se llevó la Virgen desde el pueblo a Pinilla, acompañada por carruajes engalanados y una compacta multitud, en mitad del camino cayó un fuerte chubasco. Se celebró una misa de campaña y una vez terminada esta, volvió a llover. Durante el mediodía se repartieron seiscientos bocadillos de carne con tomate y naranjas a otros tantos pobres. Por la tarde se regresó a la ciudad.

Romerialess

Pronto empecé a ver esta romería desde fuera y algo extraño a mí. Me sentía como Moisés, pues durante miles de años estuve a un nada de llegar a Pinilla, mas me quedé antes; viendo una fila de autos sin principio ni fin, con una sola ramificación.

—Mil pesetas.

—¿De súper?

Escucho como un astrofísico afirma que no hemos encontrado vida extra-terrestre debido a que la inteligencia es destructora y destructiva. Contemplan (el astrofísico y quién le pregunta) al hombre como muñidor del Universo en una pirueta de antropocentrismo que haría las delicias de un amigo.

Alguna vez me dejaron escapar, pero ya era tarde, casi todo había pasado. Sólo cuando vine de la mili, a lo mejor. Romero es el que va a Roma; Palmero el que va a Jerusalén y Peregrino el que va a Santiago de Compostela.

Resulta enternecedora la costumbre de tocarse con gorras de visera que tienen los japoneses, por lo menos. No sabemos si es reciente, da lo mismo pues ya no hay colas de coches camino de Pinilla (ni echando mil pesetas), ni ingleses del Grand Tour, tan decorativos como innecesarios. Y para qué hablar de nipones con ojos rasgados y tocados con verdes gorras de John Deere, en nuestra romería como quien dice, nueva. Sólo remolques de verde cargados de odres de vino manchados de tierra.

Y mulas.

Pero como digo, durante milenios me quedé a las puertas de Pinilla.

One response

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*