Café de la Glorieta

La persiana veneciana y cacofónica le da al espejo un matiz muy cosmopolita, o tal vez no tanto, pero el reflejo resulta, quizá, cinematográfico.

Álvaro me saluda, o al menos eso espero, con el mismo y apagado tono de voz de los últimos treinta años. Me mira en silencio y deduzco que con el último movimiento de sus labios me ha preguntado lo que quería beber. Le pido un agua con gas de una marca determinada y servida de un modo específico, que obvia acompañado de una sonrisa.

Suena un blues deslavazado, arrastrado y metálico: La voz, al no comprender el idioma del cantante es otro instrumento. Si supiese más inglés podría enterarme de lo que canta, para bien o para mal.

Sobre la repisa los vasos como cubos de los actuales combinados forman una pirámide, también hay copas y una inoxidable coctelera. Vasar es el sitio donde se colocan los vasos.

El blues se transforma en otra pieza con ritmo de tren. Recuerdo inexorables cócteles manhattan con guindas de bote; también amargos y detectivescos gimlets de lima Rose’s.

En el segundo anaquel hay bebidas colocadas por orden. Primero el vodka, Absolut principia, ginebra, güisqui, ron, etcétera. Ninguna de Black & White.

Para todas y cada una de las marcas de licores tengo al menos una historia y más de una borrachera. Menos de Vat 69.

La misma mesa de mezclas y los mismos termostatos con dígitos verdes que indican una temperatura inexistente.

En las paredes exponen retratos de músicos de jazz; están en venta. Parecen acuarelas.

Pago el agua, los recuerdos son gratis.

httpv://www.youtube.com/watch?v=H_SdGVvRsgs

11 responses

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Todo un experto en bebidas. Pero lo que me ha gustado ha sido la manera de colocarlas en el texto.

    Gracias por todo, ya no me molesto en decirte ninguna más ;-)

  3. Y enfrente del Café de la Glorieta el Museo de Antonio López Torres.

    ¿No va a tener Tomelloso por lo menos una estatua de Antonio López Garcia, por ejemplo en la plaza, delante del Ayuntamiento y de la Posada de los Portales, en el lugar que ocupa esa horrible fuente?

  4. Yo también anduve en mis tiempos mozos por el “cafetín” ahora por lo visto llamado de otra forma. La verdad es que se juntaba demasiada gente y mucho humo y los camareros/as siempre han sido “very stupid”, es el concepto que tengo de ese lugar y dejamos de ir.
    Saludos, el post genial :)

  5. Buenos dias, casualmente he encontrado tu blog y te tengo que felicitar porque me ha encantado.

    Te queria pedir un favor, estoy intentando ponerme en contacto con los dueños de este bar para organizar un concierto alli, me podrias facilitar un telefono o una direccion de correo por favor?
    Muchas gracias
    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*