Chaleco vs El Locho

Se está celebrando el bicentenario del seis de junio en Valedepeñas y estos personajes son de aquella época. Empiezo por el de más edad.

Manuel Adame de la Pedrada, El Locho, nació  en Ciudad Real el 6 de mayo de 1780 y murió no se sabe cuando en Londres. Fue gorrinero (locho=gorrino). Abofeteó a un corregidor en Ciudad Real el 28 de mayo de 1808. Se alistó como soldado en uno de los batallones que luchaban contra los franceses en Sierra Morena. Luego se unió a la partida del guerrillero Ventura Jiménez. En ella se distinguió por su valor y audacia. Al acabar la Guerra de la Independencia  quedó como alférez en el ejército regular con diez reales de sueldo.

Trás el alzamiento de Cabezas de San Juan, en 1820, reunió una partida de 1500 hombres para desestabilizar el Régimen Liberal, relizando sabotajes y actividades contra-revolucionarias. En 1834 formó otra partida, carlista, distinguiéndose en sus acciones por la crueldad y, «dando rienda suelta a sus brutales instintos, retratados en su feroz carácter y en su tosca y grosera fisonomía». Murió en el exilio, en Londres.

Francisco Abad Moreno, Chaleco, nació en Valdepeñas el 24 de abril de 1788 y murió ajusticiado en Granada, el 21 de septiembre de 1827. Después de que los franceses mataran a su familia en la citada batalla del seis de junio, Chaleco se echó al monte, uniéndose a la partida de José Cacho en Villanueva de Bogas en 1809, después pasó a Valdepeñas y en 1810 formó la suya en  Cañada de los Frailes. Con ella ejecutó no menos 78 acciones de guerra, en el curso de las cuales llegó a reunir más de 400 caballos. Se le atribuyen 1400 bajas provocadas a los franceses. El general Castaños le expidió despacho de coronel, que hizo efectivo el 27 de septiembre de 1812.

Lo licenciaron en 1817, ya que el Rey no se fiaba de el. En 1820 lo sorprendieron con otros coroneles liberales conspirando en su casa; condenado a muerte lo llevaron a Valladolid para su ejecución, se libró por el triunfo de Riego el mismo día de su ejecución. Fue nombrado Comandante General de La Mancha durante el Trienio Liberal. Luchó contra los facciosos, especialmente contra el Locho al que derrotó en varias ocasiones. Ingresó en los Comuneros, de la que fue su castellano en la Merindad de La Mancha.

En 1823 se rindió al Duque de Berri en Almedina, se le formó causa como comunero, pero se acogió al indulto de 1821; el Locho le acusó de haber asesinado a varias personas tras una acción militar en la Venta de la Bienvenida, fue condenado a muerte y ejecutado en Granada el 21 de septiembre de 1827. Según se dice su cabeza fue expuesta en madero enfrente de la Venta de la Bienvenida.

La Sociedad de los Caballeros Comuneros se fundó en Madrid en 1821. Era una sociedad secreta paramasónica creada para conspirar y hacer triunfar los ideales que en otro tiempo inspiraron la fracasada sublevación de las comunidades castellanas contra Carlos I.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*