Coleccionando opiniones

Ahora entendemos de todo. Todos.

Burbujas, mercados, plenilunios, invasiones, etnología, enología, fútbol, política.

-  La arbequina es mejor que la picual.

Axiomas ad hoc, más bien de andar por casa, pero que nos convienen y nos convencen. Es necesario tener opinión sobre cualquier cosa que se nos ponga a tiro, no vaya a ser que se crean que no somos tan listos como intentamos aparentar.

Seguimos  la senda de esos opinadores profesionales que lo mismo entienden de pastores lusitanos que de protomártires romanos y que dependiendo del foro en el que se encuentren defienden a unos u otros; o a ninguno si viene el caso. Antiguamente se decía que quien mucho abarca poco aprieta y que aprendiz de mucho, maestro de nada.

Pero eso era antiguamente, época no definida que corresponde a un pasado relativamente cercano en el que había hombres reales que metían la chaqueta de pana lisa por el pasa-billetes de la ventanilla de un banco como pago de un plazo vencido que les reclamaban.

Y que no entendían de casi nada.

Me estoy planteando la posibilidad de realizar, como los maderenses, una inútil e interminable colección. No sería de pucheros de Sèvres, a lo peor puchero no pega con Sèvres, ni de las marinas pintadas por Afonso el caboverdiano de la Plaza del  Comercio a las que tan aficionados son los madeireños. Este negro tuerto, siempre retrata el mar en el mismo instante, variando solo la posición del sol y por tanto la luz en la pintura.

Sería de concejalas o si fuese necesario concejales, en el instante mismo, casi siempre una rueda de prensa, de entrar en éxtasis verborreico y gestual. Admirables visajes, admirables frases, admirable tesón por salvar al orbe desde un pueblo de quinientos habitantes.

httpv://www.youtube.com/watch?v=D67kmFzSh_o

2 responses

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*