Haití sigue existiendo

“En estos días aciagos en los que Dios Nuestro Señor abandona, una vez más, a los mismos a su maldita suerte y los cadáveres se amontonan por miles en una tierra donde la vida no vale nada, recuerdo como mi madre, en otra anterior y devastadora tragedia, la de Managua, lloraba frente al televisor por aquella pobre gente, compadecida en una especie de comunión con todos y cada uno de los afectados, poniéndose en el sitio de las víctimas, preocupándose de lo que iba a ser de los desahuciados.

Al rememorar esa imagen, me siento culpable de  no sentir algo más que curiosidad al ver las imágenes de esta nueva tragedia.”

Hace dos años este modesto bloguero pergeñaba las anteriores líneas desde el espanto de la tragedia. Mi conciencia se sublevaba ante la actitud de apatía y conformidad mediática con aquel desastre.

Han pasado dos años y Haití sigue existiendo y necesita nuestra ayuda. No nuestra condescendencia, ni la comparación con otros cataclismos coetáneos. Son seres humanos quienes siguen sufriendo y no necesitan estadísticas: necesitan salir del pozo.

Parafraseando antiguos eslóganes : ¡Recordemos Haití!

Las buenas causas son mejores cuando las defienden las buenas gentes. Ayúdales entrando en la web de Somos Haití y en la página de Facebook  Solidari@s: Somos Haití.

Haití sigue existiendo, consigamos que lo haga con dignidad.

httpv://www.youtube.com/watch?v=aVhepGj21Bw&feature=related

15 responses

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Lamentablemente, todo lo que sucedió allí sirvió para que algunos se enriqueciesen, los millones de dólares que se iban a recuadar no llegaron en su totalidad. Está claro que a la comunidad internacional no le interesa tanto otros países que tienen recursos con los que cobrar la deuda… Las vidas humanas no rentan amigo !!
    un saludo

  3. Los primeros días de las tragedias, como la de Haití, son como los primeros días del año: llenos de propósitos y cargados de buenas intenciones… el paso de los días va aparcando todas ellas.

    Gracias.

  4. Es malo que estos desastres sean inevitables y sucedan de tiempo en tiempo . Pero no parece mucho mejor vivir en un mundo capitalista, infectado de corrupción permanente, y que no quiera ver esa penosa realidad. Oportuno tu post al cumplirse el II aniversario de tan inhumano olvido.
    Un abrazo

    • Muchas gracias por tu comentario. Es cierto que la corrupción yugula a esas criaturas.
      Un abrazo y gracias por estar siempre ahí :-)

  5. El derecho a la vida según las coordenadas…
    Igual lo que estamos viviendo ahora nos enseña que a ser más solidarios, empezando por lo que tenemos al lado. Tienes razón, sobran estadísticas.

    Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*