Los veinticuatro reyes de la España primitiva

1º Tubal: Quinto hijo de Japhet, hijo de Noé, introduce en la Península las letras, la poesía y la filosofía (143 años después del Diluvio y 730 años antes de la fundación de Troya).

2º Ibero: Hijo de Tubal, reina hasta el año 33 de Semiramis.

3º Iubelda: “filius Iberi”

4º Byrgo: año 20 del reinado de Semiramis, gran constructor de poblaciones fortificadas.

5º Tago.

6º Beto o Betus: coincide con el noveno rey de Babilonia.

7º Deabo = Gerión: tirano, en el año 52 del reinado de Armatritis se alzó como tirano de los celtíberos fundador de Gerona (316 antes de la fundación de Troya)

8º Los Trigemios: hijos de Gerión. Lucharon contra los egipcios (como su padre) e hicieron que Tifón matara a su hermano Osiris.

9º Hispalo: contemporaneo de Hércules.

10º Hispano.

11º Hércules Lybio, hijo de Osiris. a el dedican los celtíberos el templo de Gades después  de muerto.

Siguen: Hespero, Kitym, Sicano (hijo de Kitym); Siceleo, Luso, Siculo, Testa, Romo, Palatuo (contemporaneo de Ramses); Caco, Erithreo y Mellicola o Gárgoris.

(El dominico Giovanni Nanni de Viterbo, o Annio de Viterbo, “mejoró” sin pudor algunos fragmentos conservados de Beroso (un sacerdote de Bel, coetáneo de Platón, que escribió en griego una obra histórica en la que se recoge la tradición babilónica), a base de elementos tomados del Génesis, de Flavio Josefo y de su propia inventiva , hasta construir uno de los primeros textos ficción de la historia de España, en 1499. Esta historia legendaria e inventada de nuestro país siguió incluso después de haber quedado desacreditada,  así el sabio padre jesuita Juan de Mariana (1536-1623), iniciaba de este modo no menos fantástico la Historia General de España que dejó dispuesta el año que se cumplía el primer centenario del Descubrimiento:

«De la venida de Tubal, y de la fertilidad de España. Tubal hijo de Japhet fue el primer hombre que vino a España. Así lo sienten y testifican autores muy graves, que en esta parte del mundo pobló en diversos lugares, poseyó y gobernó a España con imperio templado y justo.»

En 1645 Rodrigo Méndez Silva, en su Población general de España no se olvidaba de recordar que la España comenzó a ser poblada un año antes de que lo fuera la Francia, nuestra vecina y  eterna enemiga:

«La muy celebrada siempre ínclita España, dignísima cabeza de Europa y parte más Occidental della, Emperatriz de dos Mundos, Reina de las Provincias, Princesa de las Naciones, Cadena de los infieles, Columna de la Fe, Protectora de la Religión, Trompa del Evangelio y Primogénita de la Cristiandad, a quien las edades apellidan Ilustre, pregonan Opulenta, publican Valiente, confiesan Invicta, y aplauden Soberana, que pintan algunos Cosmógrafos en figura y geroglífico de hermosísima grave y triunfante Doncella, adornada de preciosos vestidos, ceñida sus sienes con Imperial Diadema, Cetro en la diestra mano, en la siniestra el bello Cornucopia de Amaltea, fecundo colmo de varios frutos, cofres de riquezas, escudo, dardos o saetas, y a sus pies gran número de Coronas: Fue poblada por el Patriarca Tubal, hijo quinto de Japhet, hijo de Noe, que la empezó con sus gentes Armenios y Caldeos año de la creación del mundo 1798, del Diluvio universal 142 y antes del nacimiento de Christo 2163, un año antes que comenzase Samotes, o Samoteo, hermano suyo, a poblar el Reyno de Francia, según escribe el famoso cronológico Gerónimo Martel (…)»)

Aún, en nuestros días, se siguen elaborando historias de ficción, al servicio de las ideologías y los territorios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*