Mayéutica

A lo mejor me equivoco, pero me suena que la mayéutica es una técnica socrática para transmitir el conocimiento, o por lo menos despertar el interés, por medio de preguntas y respuestas.

En el último colegio al que asistí y en los tres cursos finales, el profesor de Ciencias sociales nos enseñaba con ese método. Bueno, solo a medias, pues suspendía el postrer debate tras la respuesta del alumno. Es digno de constatar el método pedagógico que usaba para con nosotros.

Este afamado maestro, no sé durante cuanto tiempo, se había molestado en sacar de todos los temarios de cada uno de los cursos a los que daba clase, preguntas objetivas como él decía y la consiguiente respuesta, tema por tema, epígrafe por epígrafe, así hasta haber convertido la asignatura de Ciencias Sociales (Geografía e Historia) en una especia de catecismo.

-  ¿Cuáles son las principales ciudades de Bélgica?  Brujas, Gante, Lieja y Namur.

-  ¿Que pintores descollaron en el impresionismo?  Manet, Monet y Renoir.

Así con todo. Pero lo más curioso era la puesta en escena, pues aunque disimuladamente, era un histrión. Nos hacia salir en un corro, hemicorro más bien, por orden alfabético, un secretario se había encargado mientras de escribir nuestras iniciales en la pizarra puestas en columnas. Íbamos pasando y nos formulaba la pregunta, siempre en el mismo orden en el que nos las había dado el día anterior y dependiendo del acierto en nuestra respuesta, el secretario nos ponía una cruz (positivo) o una raya (negativo) junto a nuestras iniciales.

Cuando acababa el cuestionario, los que tenían mayoría de positivos (el número de las preguntas era siempre tres o cinco) se sentaban, al resto por medio de cinturón del secretario,  ya que siempre elegía para ese cargo de confianza a los que tenían una correa más ancha, les daba tantos zurriagazos como negativos habían sacado en la horrible encuesta. Posteriormente nos dictaba las preguntas para el siguiente día.

No distinguía sexo, era muy igualitario.

Una vez protestamos al director, ya en octavo y se rieron de nosotros.

httpv://www.youtube.com/watch?v=4xOODfl8maM

6 responses

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Leyendo tu entrada me da la sensación de que debía de haber algún manual de estilo circulando por los colegios.
    En cuarto de EGB mi profesor hacía algo parecido. Peor no ponía positivos, ni negativos. Si fallabas, te daba un tortazo, o con una regla de un metro en las posaderas y te sentabas, hasta que quedaba sólo uno, o dos, o se cansaba, dependiendo de lo sádico que se hubiera levantado.
    Salu2

  3. De aquellos barros estos lodos … supongo que fueron profesores como el que comentas, o como la que me tiraba a mí de las coletas en tercero de EGB porque no me despeinaba (y es que mi madre, no contenta con ponerme una coleta me ponía dos y claro…), quienes sembraron el descrédito de la profesión docente…y en lugar de exigir docentes de nivel los desprestigiamos…y ahora nos desesperamos al darnos cuenta de cuán importantes son los docentes, cuán importante es para nuestros hijos dar con buenos maestros! Pero los hemos puesto a los pies de los caballos y ahora hablamos de considerarlos autoridad pública y de legislar sobre el acoso en las aulas… a grandes males grandes remedios … o matar moscas a cañonazos, según se mire …
    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*