¡Viva la Virgen de las Viñas!

tarde-romeria-tomelloso-13

Todos (incluso tú, sapientísimo lector) tenemos la idea del ascetismo castellano y el hieratismo manchego. La mayoría nos dejamos llevar por los arquetipos y los lugares comunes, siempre las trías más transitadas están más duras y son más fáciles de andar que cuando hay que abrir senda, alejada del pataleo. Uno tiene la imagen del manchego altanero, […]

Continue reading →

Inyecciones

syringe

Juanito López Rebollo, socio del casino, un día que estaba a gusto a fuerza de palomitas de anís “La Tomellosera” —y encima le habían ahorcado el cinco doble—, comenzó a hablar de practicantes. Los miembros de la mesa, lo miraban con la boca abierta y los ojos espantados por la sorpresa. Todos suponían que, tarde […]

Continue reading →

Juicios de valor

derby

El amor es lo que queda dentro cuando cierras la puerta de casa; tras la pasión, el odio, los celos y el rencor, ese sentimiento que permanece cuando miras tiernamente a los ojos a la mujer que lleva contigo toda la vida —o todas las vidas—, eso es el amor. Dicho, el párrafo anterior, como […]

Continue reading →

Miércoles de ceniza

ceniza

El chino va montado en una bici, de niño, las rodillas le dan en la barbilla. La rueda de atrás es lenticular, tiene dibujadas secciones de colores como una ficha de Trivial. Cuando gira parece un molinillo. Lleva gafas de sol recelosamente grandes y con forma afascistada, doradas, rígidas, inquebrantablemente verdes. Levanta el culo, pedalea […]

Continue reading →

El corte de pelo

barbería

Uno por regla general yerra mucho y también, a pesar de lo que puede parecer, es poco dado a guardar tradiciones inveteradas. Convendrás conmigo piadoso lector, que una confesión como primera frase de un texto  le da a la pieza más verosimilitud, más sentido e incluso más profundidad me atrevería a decir. En el mundo […]

Continue reading →

El piano de cristal

the-piano

Glass aporrea el piano melancólicamente, con insistencia y denuedo. A horcajadas, como queriendo pulsar todas las teclas a la vez con los diez dedos. De pronto afloja, para, apiana, acaricia. Rítmicamente, como si hiciese pleita, o tejiese petit point… o cosiese a máquina.  Cadenciosamente. El piano siempre tiene algo de melancolía, las cuerdas están afinadas […]

Continue reading →