Maleabilidad

¿Que hacer cuando uno se encuentra contando las viejas historias que servían para domeñarnos?

El último de las miríadas de generaciones y estirpes precedentes en el propósito de forjar las conciencias de quienes nos sucederán. Descubriendo lo inútil de tal tarea: «nadie escarmienta en cabeza ajena» y sufriendo por la certeza de los revolcones que indefectiblemente les dará la vida y las circunstancias.

Intento hacerlo lo mejor posible. Ayudar, a pesar de los favores rechazados y de los gestos adustos, a hacerles comprender que este mundo no es el grato paseo que representa y les inducen. Que los actos tienen consecuencia. Y que todo tiene un valor por el que hay que pagar un precio.

Difícil para alguien como yo, toda la vida dando bandazos.

*

3 responses

  1. Difícil respuesta tiene la pregunta que planteas… Yo lo que hago en esos casos es decir TODA la verdad: lo que pienso ahora, lo que pensé cuando me lo dijeron a mí, y la duda enorme de no saber cómo hubiesen ido las cosas de haber hecho caso… y luego ya, ¡pues que decida él, que total es lo que va a hacer de todos modos!
    Buen post, enhorabuena!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*