Nuevo Año

La perra es color canela o más claro, de una raza indefinida que parecía labradora cuando llegó, sólo le falta hablar. Conoce todas las técnicas para conseguir sus deseos y las aplica. Las trompas tienen unas curiosas formas curvas mientras en año nuevo va dando relumbrones.

Alegra el día que alguien piense que le alegras el día rodeado de buenos amigos, anafórica y verdaderamente.

Intentamos poner límites a lo que no tiene, como tabla de salvación seguramente. Alguien habla de princesas como si fuesen bailarinas, erróneamente. Siempre y en todo caso es al revés. Las princesas únicamente  pueden ser eso, herederas de un cargo futuro e incierto. Por el contrario las bailarinas serán lo que quieran y llegar desde la première hasta donde la imaginación les lleve. Ahí están sus madres para confirmarlo.

Leo arrobado, en cápsulas, la maravillosa historia del pasado año en la vida de una mujer, trufada de deliciosos avatares. Acaba con Gonzalo bueno, celebrando la navidad con los suyos. Me ha recordado a Chencho.

Hace horas que sonó la reiterada marcha, acompañada con palmas acompasadas interpretadas por muertos.

Hay quien no cree en el año nuevo, ni mucho menos en la orgía de buenos deseos. Gente descreída o con el paso cambiado. A mí me da igual lo que crea nadie, tengo bastante con lo mío.

El pasado regresa cada tanto, hace un rato, pillándome como a Reguillo para recordarme quien soy.

Gracias a @Viajando66 por la música

httpv://www.youtube.com/watch?v=N8fa7wSgfdk

4 responses

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Por si te ayuda a alegrar este día también, te diré que a mí me alegra comprobar que cada uno de tus posts es mejor que el anterior. Comento poco (a pesar de valorar tanto el comentario ajeno, ya ves… una está llena de incoherencias), pero hoy ni la timidez ha podido evitar que lo haga ;-)
    Es que tenía que decirte que tienes razón: el pasado regresa cada tanto y, al menos a mí, siempre me pilla con el paso cambiado… ains… que es bonito eso, no digo que no, pero en estas fechas…
    Feliz Año, Francisco, nos leemos…

    • Efectivamente, siempre nos pilla con el paso cambiado… en fin, iremos aprendiendo empirícamente o como se diga. A mi me pasa exactamente igual, con respecto a los comentarios, me cuesta mucho trabajo, por lo agradezco mucho los recibidos. Feliz Año nuevo y gracias por comentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*