Patio

En el patio de recreo de nuestros hijos hay gentuza que busca calmar sus sucios instintos con la carne inocente; sordidez en estado puro que haría vomitar al más abyecto de los seres. El dueño del patio al que confiamos el recreo de nuestros hijos, no solo no lo vigila como debe, sino que a estas alimañas que lo sobrevuelan, como digo, para cobrarse el tributo de la carne inocente de nuestros hijos, los nombra eufemísticamente. El dueño del patío no es El Gigante Egoísta, es Windows Live: una gran empresa que da imagen de una exultante alegría alejada de la sordidez de su patio.

Marcelino Madrigal quiere que echen del patio a toda esa gentuza y como en una tragedia griega o una película americana pero fatalmente real en este caso, está perdiendo su vida y su hacienda en el empeño. Siendo tratado, en algunos casos, peor que los delincuentes que denuncia. http://www.mmadrigal.com/.

Y luego están esos nuevos oráculos a la violeta, nacidos y crecidos por que en internet no se pide nada, que en vez de dedicar un segundo de su valioso y exquisito tiempo en denunciar esta escabrosa y dramática situación, se alejan de ella no sea que se manchen y claro, quien iba a oír a un gurú con una mancha en su impoluta camisa blanca y que parecen sacados de los versos de Niemöller.

¡Basta de pornografía infantil en Windows Live!

One response

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*