Que sesentaños no es nada

Siempre los he admirado. Incluso cuando eran malos, recuerdo un maestro mío, que decía que habían dejado de ser el Pueblo Elegido, hablo de 1971, cuando nuestros tradicionales lazos de amistad con el pueblo árabe. Pero yo llegaba a mi casa y los veía en la tele: esas muchachas morenas vestidas de soldado con la sonrisa siempre en los labios, ese general con parche en el ojo, también sonriendo; incluso tenían una primera ministra que parecía una madre, era una madre. Solo cumplen dieciséis años más que yo y han pasado por todo. Los han querido echar al mar y no se han dejado, han fundado un país en medio del desierto, en una tierra que no quería nadie hasta que llegaron ellos, han ganado guerras en seis días y tienen el gobierno que ellos han elegido y en el país que ellos fundaron en el desierto, donde como digo, no quería ir nadie, uno puede ser lo que quiera incluso judío.

Como manchego admiro lo que han hecho: has puesto a producir el desierto, nos han traído el riego por goteo y todos los adelantos agrícolas de los que ahora disfrutamos. Han llevado la libertad a un desierto y al contrario que el agua no la han ahorrado.

Llevo muchos años oyendo los mismos argumentos en contra de ellos, mande quien mande, algo bueno deben tener cuando todos los enemigos de la libertad están en contra de ellos.

FELICIDADES ISRAEL

2 responses

  1. Los israelitas son más listos que el hambre, tanto, que ya son la segunda potencia militar del mundo y han sabido aprovechar todo lo que les ha venido de cara. Va si fuéramos nosotros así, ya habríamos ganado alguna Eurocopa XD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*